Esfuerzo integrado en educación vocacional.

05 Oct, 2017 Visto 115 veces
(0 votos)

La comunidad global ha hecho esfuerzos significativos en las últimas décadas para lograr avances tecnológicos, interconectividad digital y comunicación sin fronteras que han redefinido la forma en que las economías modernas operan e interactúan entre ellas. Esta “nueva normal” caracterizada por la constante innovación que resulta en una empinada y constante curva de aprendizaje que epitomiza la Cuarta Revolución Industrial (4RI). El fenómeno sirve como una llamada a despertar para todas las naciones grandes y pequeñas, desarrolladas y en desarrollo, bordeados por el océano y rodeadas por tierra: para mantener la competitividad y prosperar o permanecer complacientes y desaparecer en la irrelevancia.

image

En respuesta a este fenómeno global, Tailandia se está poniendo en el mapa como un jugador importante en la era de la 4RI al implementar su política Tailandia 4.0. El Primer Ministro el General Prayuth Chan-o-cha convocó a todos los sectores de la sociedad tailandesa a un esfuerzo general para completar la digitalización e incrementar la capacidad de la mano de obra para 2032. Hay diez sectores objetivo tales como alimentos, agricultura y biotecnología, turismo médico y de bienestar, electrónicos inteligentes, automotores de próxima generación, aviación, logística, digital, biocombustibles y robótica. Todos los sectores están trabajando en conjunto para fortalecer, primero y principalmente, el capital humano de Tailandia para incrementar la competitividad del país en sociedad con compañías globales y países extranjeros para todos los prospectos de Tailandia de una prosperidad sustentable.

Una de las agencias esparciendo estos esfuerzos es el Ministerio de Relaciones Exteriores de Tailandia. Su Excelencia, el Ministro de Exteriores Don Paramatvinai ve que parte integrante de las competencias clave del Ministerio es actuar como conducto para conectar las fortalezas y pericias claves de otros países con las necesidades de Tailandia. El Ministerio de Relaciones Exteriores no ha dejado a piedra sin cambios en la identificación de los mejores conocimientos y habilidades posibles que el mundo tiene para ofrecer. Esto abarca desde abrir puertas para que Thai Airways entre en sociedad con Airbus al establecer el centro regional de estación de servicios a aeronaves de esta última en Tailandia y asociarse con Japón y Alemania para escalar la capacidad de los estudiantes vocacionales tailandeses. Con más de 55 millones de pasajeros usando sus facilidades y más de 100 aerolíneas operando en el espacio aéreo del país, el Consejo Internacional Aeroportuario clasifica al Aeropuerto Suvarnabhumi de Tailandia como el 20° centro de pasajeros aéreos más ocupado del mundo en 2016 reflejando el crecimiento exponencial de viajes aéreos en la región y más allá. Con el alto número de aeronaves viene con las necesidades de mantenimiento y servicio, y esta es la razón por la que una de las futuras industrias clave de Tailandia recae en la aviación. Al servir como centro regional para el servicio de aeronaves, Tailandia a través de su compañía nacional, Thai Airways, ya ha unido fuerzas con Airbus para establecer una facilidad de mantenimiento, reparación y revisión (MRO, por sus siglas en inglés) o un complejo de Desarrollo TG MRO en el Aeropuerto Internacional de U-Tapao sirviendo múltiples tipos de aeronaves ligeras y pesadas.

germthai

Al construir fuerza de trabajo de calidad que forma la columna vertebral de las industrias tailandesas en la era de la 4RI, el esfuerzo integrado del Ministerio de Relaciones Exteriores y del Ministerio de Educación –ha traído buenas prácticas de Japón y Alemania y otros potenciales socios para fortalecer el curriculum de la educación vocacional enfocándose en mejora de habilidades y experiencias prácticas para los estudiantes vocacionales que formarán una fuerza conductora integral de Tailandia 4.0. Con Japón, las instituciones vocacionales japonesas estilo KOSEN han comenzado a producir fuerza de trabajo lista para el mercado con conocimiento en ingeniería y habilidades industriales cruciales para la innovación industrial. Los estudiantes vocacionales pasan por entrenamiento en el trabajo junto con el conocimiento necesario en ingeniería que les permite pensar más allá e innovar nuevos caminos para las industrias. Si así lo eligen, los estudiantes pueden continuar sus estudios para obtener un grado en ingeniería. Con Alemania, los expertos han enviado a entrenar escuelas vocacionales y colegios técnicos en curricula enfocada en estudios de práctica de campo y pasantías. Importantes compañías alemanas en Tailandia como BMW, SIEMENS, Daimlers, entreotras han provisto pasantías para estudiantes calificados. Entrenamientos especiales han sido provistos para profesores de colegios vocacionales a lo largo del país a través de diferentes talleres llevados a cabo en los últimos cuatro años tanto en Alemania como en Tailandia. Recientemente se inició el Taller de Maestros Tailandés-Germano con el objetivo de entrenar personal que pueda convertirse en jefes técnicos y supervisar estudiantes durante sus pasantías en industrias. El aprendizaje práctico en sitio debe ayudar a los estudiantes a encontrar soluciones innovadoras en la vida real a través de aprendizaje basado en problemas y proyectos. Este personal, a cambio, servirá como los cimientos ‘de la nueva Curva-S de Tailandia para los futuros sectores económicos clave.

student apprenticeships

El Memorandum de Entendimiento a ser firmado entre el Ministerio de Relaciones Exteriores de Tailandia y la Oficina de Educación Vocacional el 29 de septiembre marcará pasos clave hacia el establecimiento de sociedades concretas con instituciones potenciales en el exterior. Varias actividades subsecuentes deberán ayudar a mejorar la capacidad de la educación vocacional de Tailandia y en última instancia contribuirán a la mejora de las habilidades de nuestros aprendices.

Visto 115 veces Modificado por última vez en Martes, 17 Octubre 2017 17:43

Argentina  •   Brasil   •   Chile   •  México   •   Perú